Yoga Alicante


Clases de Coaching Yoga en Alicante



El Yoga es una filosofía procedente de la India, cuyo nacimiento se pierde en la noche de los tiempos. Dicha disciplina es utilizada en los grupos de desarrollo personal y coaching del Método Samandi como el fin de equilibrar cuerpo, mente y espíritu.

Durante nuestras sesiones grupales en Alicante practicamos Ashtanga y Hatha Yoga, Pilates, Chikung, meditación y técnicas de relajación, consiguiendo grandes beneficios, como el aumento de la vitalidad, la fuerza interior, la relajación y la claridad mental. A esta combinación de elementos de desarrollo personal la hemos denominado: COACHING-YOGA SAMANDI.

El Coaching-Yoga es la unión perfecta entre crecimiento personal, relajación y deporte, de ahí sus grandes beneficios: incremento de la flexibilidad, aumento de la fuerza y el dominio del cuerpo, mejora de la tonificación y el fortalecimiento de los músculos, hace disminuir el estrés y el insomnio, mejora la concentración, la serenidad y el equilibrio emocional... ¿qué más de puede pedir? Con la práctica regular del Coaching-Yoga lograrás una calidad de vida que superará tus expectativas.

Horario

Rango horario Martes Miércoles Jueves
11:00 a 12:15 Coaching
individual
Coaching
individual
13:00 a 14:15 Coaching
individual
Coaching
individual
17:15 a 18:30 Clase de Yoga Coaching
individual
Clase de Yoga
19:00 a 20:15 Clase de Yoga Coaching
individual
Clase de Yoga

ABONO MENSUAL (Clases de Yoga dos veces por semana): 50 €

PRIMERA CLASE GRATIS: Si nunca has practicado Yoga y tienes dudas, te damos la oportunidad de venir a probar una clase totalmente gratis, para que puedas comprobar lo que el Yoga puede hacer ti. Prueba tu primera clase de Yoga sin compromiso.

¡Quiero apuntarme a YOGA!

Si buscas clases de Yoga en Alicante, has llegado a tu destino!, en Samandi combinamos este arte milenario de contrastados beneficios, con otras técnicas de crecimiento personal y coaching, lo cual te permitirá ver la vida de una forma más clara y aumentar tus capacidades innatas, tanto físicas como mentales y emocionales.

Libera la energía bloqueada en tu interior para pasar a sentirte más vital en muy pocas sesiones, así es nuestra metodología grupal, una gran contribución a tu salud física y emocional.

Aunque en términos generarles el Yoga no tiene contraindicaciones, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar con la práctica. En Samandi impartimos clases de Yoga aptas para cualquier persona, salvo mujeres embarazadas o personas con graves problemas de salud.

Llámanos al 966 105 877 o envíanos un WhatsApp al 669 050 088 y te informaremos sobre nuestras clases de Yoga en Alicante. Consúltanos sobre tu caso en particular, estamos encantados de atenderte.


Guía para la práctica del Yoga

 Practicamos Coaching-Yoga en grupos reducidos dos días por semana. Nuestra metodología está orientada a la práctica de asanas y al desarrollo personal; todo ello en un ambiente agradable de interiorización, armonía y recogimiento.

El Yoga alivia tensiones, la depresión y la ansiedad en unas pocas sesiones, encontrándose entre los antidepresivos natuarales más eficaces a nuestro alcance.

Antes de comenzar con la práctica, te proponemos una pequeña guía:

  • Sólo acude a tu clase de Yoga si tienes una predisposición completa para poder practicarlo y siempre por voluntad propia.
  • La higiene personal es esencial. Una toalla, ropa y esterilla de Yoga limpias son fundamentales.
  • Si tienes alguna lesión notifícala con antelación, así es profesor podrá indicarte las precauciones que debes tomar al realizar algunos ejercicios de Yoga.
  • Si tienes algo que comentar con tus compañeros, hazlo antes de comenzar con la práctica, recuerda que precisamos concentrarnos en lo que hacemos, en el aquí y en el ahora. Un sigilo puede trastocar la concentración del resto de compañeros de clase, sobretodo durante la práctica meditativa.
  • Apaga o bien silencia tu teléfono móvil.
  • Procura no utilizar colonias o perfumes fuertes, ya que las fragancias penetrantes puede trastocar una buena práctica de Yoga.
  • El tono de la indumentaria debe ser suave, ya que colores fuertes o ciertos dibujos en la ropa pueden alterar la concentración de otras personas.
  • Respeta siempre y en todo momento las instrucciones del profesor, ya que él sabe como liberar la tensión y guiarte en la práctica.

Disfruta de tus clases de Yoga practicando con nosotros regularmente. Huye del trajín y del bullicio incesante de la vida moderna y ven a desconectar y relajarte. La esencia del Yoga te permite tomarte un tiempo en tu apretada agenda para concentrarte en tu respiración y en tu Yo interior.

También puedes consultar otras recomendaciones para la práctica del Yoga en este enlace.

Regálate este momento calma, relajando tu cuerpo y tu mente.

¡Quiero apuntarme a YOGA!

El Yoga, una herramienta de transformación interior

El Yoga tiene como propósito mejorar nuestra forma física y mental, principalmente por medio de ejercicios eficazmente estudiados (asanas), respiraciones conscientes y la meditación; herramientas que trabajan conjuntamente tanto a nivel del cuerpo físico como del energético.

Paulatinamente nos vamos familiarizando con nuestro cuerpo aprovechando su máximo potencial, consiguiendo mayor elasticidad, tonicidad y fuerza. No obstante, el Yoga no consiste en llegar mas lejos que el compañero o pensar de una determinada forma. Como dice el gran maestro Ramiro Calle "el Yoga es un gran árbol con numerosos frutos a nuestra disposición, no obstante cada persona puede tomar el que considere".

En Samandi hemos desarrollado una metodología que combina técnicas del Asthanga Yoga y del desarrollo personal, denominada Coaching-Yoga, una disciplina basada en el Método Samandi y que hoy podrás disfrutar en nuestras clases de Yoga en Alicante de la mano de Juan Luis Barreiro, practicante de Yoga desde 1998, coach personal y monitor de Yoga por la E.P.D.

Los enormes beneficios del Yoga no son superados por ningún otro deporte o actividad. Solo esta disciplina consigue la conquista del cuerpo, la mente y el espíritu. No en vano el Yoga es practicado por millones de personas en todo el mundo desde hace mas de 5.000 años. Si a esto le unimos el uso de técnicas de liberación emocional como EFT, así como las modernas herramientas de coaching, el resultado es de dimensiones extraordinarias a todos los niveles.

El Yoga mejora el funcionamiento del sistema circulatorio, reduce el estrés, mejora el tono muscular, aumenta la elasticidad, relaja la mente, mejora la calidad del sueño, corrige los patrones mentales negativos y equilibra el sistema inmunológico.

Infórmate sobre nuestras clases de Yoga en Alicante y comienza a desarrollar tu naturaleza innata desde dentro, te esperamos!

 

 

¡Quiero apuntarme a YOGA!

Las raíces del Yoga

El Yoga es la primera técnica para la conquista de estados superiores de la consciencia y la aprehensión de la última realidad, así como de la liberación de la mente de todas sus ataduras y la conquista de la propia naturaleza real.

El Yoga arcaico tiene una antigüedad de más de 7000 años, existiendo corrientes de Yoga tanto teístas como agnósticas. Sus más antiguos procedimientos trataban de inducir el trance yóguico o extasis (samadhi) para recobrar la naturaleza original, liberándose de todos los condicionamientos y consiguiendo la sabiduría liberadora, la que convierte a un ser humano en un Jivanmukta o liberado-
viviente.

El Yoga, además de ser la técnica espiritual más solvente de Oriente y que tanto influyó en otros sistemas filosóficos religiosos y métodos liberatorios y de autorrealización, es un sistema de mejoramiento humano para completar la evolución consciente y conseguir la percepción yóguica, muy superior a la ordinaria, y que permite la captación de lo que está más allá de las formas y las apariencias.

El término "Yoga" quiere decir «unión» o «uncir». Se pretende la unión del cuerpo y la mente, la naturaleza real que alienta en uno mismo con lo incondicionado, el consciente con el inconsciente.

El Yoga es armonía, equilibrio, actitud vital, aunque existe también el Yoga metafísico, el de la medicina natural, la psicología (la primera del mundo) y la ciencia psicosomática. El Yoga es, sobre todo y asimismo, un formidable cuerpo de enseñanzas para la autorrealización y de procedimientos psicofísicos y psicomentales para hacer posible lo que en apariencia es imposible.

Hablamos de un método de autoconocimiento y autodesarrollo que, como tal, sus técnicas han sido incorporadas a la mayoría de los sistemas orientales de liberación: hinduismo, budismo, jainismo, tantra, sufismo, etcétera.

En el Yoga se han dado, pues, dos vertientes definidas: la de la técnica espiritual, que es la más esencial y genuina, y la de sistema de salud integral, armonía, equilibrio y bienestar.

El Yoga es como un gran árbol con muchas ramas, divididas en diferentes modalidades del Yoga como Hatha y Ashtanga, las que practicamos en nuestro centro Samandi de Alicante, y todas ellas dan sus frutos gracias a sus solventes y milenarias técnicas.

Hay numerosas modalidades yóguicas, siendo las básicas:

  • Radja-yoga (Yoga mental)
  • Gnana-yoga (Yoga del discernimiento)
  • Bhakti-yoga (Yoga devocional)
  • Karma-voga (Yoga de la acción consciente y más desinteresada)
  • Mantra-yoga (Yoga de la recitación de mantras)
  • Hatha-yoga (Yoga psicofísico)
  • Kundalini-yoga (Yoga del potencial cósmico individuado)

El Hatha-yoga y el Kundalini-yoga son consideramos Yogas tardíos. Cada modalidad yóguica dispone de sus técnicas meditacionales, que iremos exponiendo y describiendo.

Podemos asegurar que todas las técnicas del Yoga, incluidas las del Hatha-yoga, se ponen al servicio de la evolución consciente del ser humano y su transformación interior, pero además todas ellas otorgan sosiego y lucidez a la mente y ayudan a combatir la mecanicidad y la nesciencia.

Cada modalidad del Yoga se sirve de unos instrumentos y técnicas para la elevación espiritual, por lo que aquí expongo unos breves apuntes de cada una de estas modalidades y expongo sus técnicas meditacionales.

 

Meditación Radja-yoga

El Radja-yoga es una modalidad de Yoga tan importante que es conocido como Yoga real, pues además sus enseñanzas, prescripciones y métodos han sido incorporados a su seno por los otros yogas y por muchas escuelas de sabiduría orientales e incluso occidentales. Este Yoga se inspira en enseñanzas y métodos muy antiguos del Yoga, parte de ellos sistematizados por Patanjali, un relevante sabio y yogui indio que vivió para unos antes de Cristo y para otros dos siglos después del mismo, y al que se atribuye una obra llamada los Yogasutras.

Patanjali solo recoge parte de los innumerables métodos de inducción al trance yóguico y para el desarrollo de la sabiduría discriminativa que el Yoga venía utilizando desde hacía miles de años.

Para entender bien el porqué de sus métodos concentrativos y meditativos, hay a su vez que disponer de un conocimiento básico de sus enseñanzas y pautas de orientación vóguicas, que son válidas para todas las formas de Yoga, pues tanto el Gnana-yoga como el Bhakti-yoga, el Mantra-yoga o el Karma-yoga se inspiran en tales instrucciones.

El Radja-yoga se nos anuncia como un sistema para suprimir las modificaciones de la mente (sus torbellinos) y para que de tal modo el contemplador se establezca en su propia naturaleza. O sea, que inhibiendo o controlando los procesos o automatismos mentales, el «observador» recupera su naturaleza real o auténtica identidad, más allá del cuerpo y la actividad psicomental.

Como reza el antiguo adagio yóguico: «Al cesar los pensamientos, se revela la naturaleza real», o esa instrucción que dice: «Entre dos pensamientos, Yoga». Son los pensamientos los que interfieren en la aprehensión de la naturaleza real, porque dada su fuerza centrífuga impiden a la mente situarse en su raíz. Muchas de las técnicas del Radja-yoga no solo otorgan, por supuesto, sosiego a la mente, sino que inhiben el pensamiento para que el practicante se vaya afirmando en su naturaleza real, desarrollando un tipo especial de percepción —percepción yóguica— que ayuda a captar esa naturaleza allende la organización psicosomática y todas sus actividades o procesos.

Mediante la inhibición o control de las ideas en la mente, el «observador» deja de identificarse con los procesos mentales y va logrando la identificación con su naturaleza real. Para ello tiene que recurrir, además de a la meditación, al dominio de la mente mediante el esfuerzo constante y bien aplicado y el desapego.

Solo mediante el esfuerzo consciente y bien dirigido se va consiguiendo subyugar la mecánica dinámica mental, y solo mediante el desapego es posible ir frenando la inclinación aferrante a los deleitosos objetos sensoriales. El cultivo de las actitudes y emociones positivas (alegría, misericordia, entrega a los demás), el control respiratorio, el desarrollo del sosiego interior, el desasimiento de los objetos sensoriales y, por supuesto, la meditación, una de las técnicas que más utilizamos en la nuestras clases de Yoga Alicante, ya que serena nuestra mente hasta hacerla mucho más perceptiva.

 

 

¡Quiero apuntarme a YOGA!

Mente y meditación

La acción no es más que uno de los diferentes modos en los que la mente puede funcionar. Podemos pensar en ello como algo parecido a las distintas marchas de un coche, ya que de la misma manera que un coche no puede emplear dos marchas a la vez, la mente sólo puede actuar de una manera en cada ocasión.

Esto es sumamente importante, puesto que significa que podemos librarnos de cualquier problema creado por el modo orientado a la acción pasando a un modo distinto. Es decir, que podemos aprender cómo «cambiar las marchas mentales» elaborando un estilo mental diferente.

A continuación expongo, de manera resumida, las siete características principales de la mente orientada a la acción:

1. Suele ser automático
2. Funciona mediante el pensamiento
3. Se centra en el pasado y en el futuro
4. Intenta evitar experiencias desagradables
5. Necesita que las cosas sean diferentes
6. Considera los pensamientos y las ideas como reales
7. Se centra en lo que es preciso hacer, prescindiendo de los efectos secundarios no deseables, como el ser desconsiderado con uno mismo o con los demás.

La buena noticia se que la meditación resulta ser una alternativa maravillosa al modo orientado a la acción. Es el modo orientado "al ser"; un modo con el que muchos de nosotros no estamos muy familiarizados, pero el ejercicio meditativo puede haberle dado las pistas para comprender cómo es.

 

El Yoga: oxígeno para el alma moderna

En la actualidad, el Yoga se ha vuelto una práctica omnipresente en la vida de las personas. Las flexiones, los estiramientos y la respiración profunda se han convertido en una especie de oxígeno para el alma moderna. Basta un recorrido por cualquier barrio residencial de la ciudad de Nueva York para comprobarlo con relativa rapidez: los nuevos edificios de apartamentos albergan centros de Yoga, y las instalaciones para personas mayores y los museos infantiles ofrecen esta disciplina como servicio adicional («¡Papás y mamás, hacer ejercicio puede ser divertido!»).

Asimismo, los cruceros y complejos hoteleros tropicales promocionan el talento de sus profesores de Yoga, mientras que los atletas profesionales confían en su práctica ciegamente y los médicos la prescriben como terapia natural. También en los hospitales se imparten clases para principiantes, lo mismo que muchas universidades y escuelas de secundaria, y los psicólogos clínicos animan a sus pacientes a que lo prueben para superar la depresión, igual que las mujeres embarazadas lo practican (con precaución) como cuidado prenatal.

Por su parte,los organizadores de talleres de escritura y pintura invitan a sus alumnos a hacer Yoga para avivar el fuego de su creatividad, como en tantas academias de arte dramático, y a los músicos les sirve para relajarse antes de salir al escenario. Y esto por no hablar de la abundante oferta de clases. En Nueva York, es como si cada pocas manzanas hubiera un centro a pleno rendimiento y así ocurre en la mayor parte de ciudades de España: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla o incluso en pequeños pueblos, el Yoga está cada vez más presente en la vida de las personas.

Así pues, si bien antes el Yoga era una práctica esotérica minoritaria, hoy se ha convertido en fenómeno de la cultura de masas y en un icono universal de la calma, con especial repercusión en los tensos urbanitas.

Como anécdota, en 2010, la ciudad de Cambridge (Massachusetts) comenzó a incluir dibujos en los tiques de sus parquímetros con series de posturas de Yoga.

La popularidad de esta actividad crece no sólo por su capacidad para contrarrestar el estrés, sino porque además constituye un seductor contrapunto de la vida moderna gracias a sus valores tradicionales. Su práctica, que no requiere electricidad, es natural, antigua y meditativa, algo así como una píldora anticivilización que neutraliza la influencia dispersora de Internet y su constante marea de información. Su serenidad ancestral proporciona un nuevo tipo de consuelo.

Una clara señal del auge social del Yoga es que muchos de sus grandes centros se encuentran en antiguas iglesias, monasterios y seminarios, así como en entornos generalmente rurales e inspiradores. Kripalu, que ocupa más de ciento veinte hectáreas de onduladas colinas en Berkshires, en el oeste de Massachusetts, fue en su día un seminario jesuíta. En la actualidad, su escuela de Yoga forma cada año cientos de nuevos profesores que, a su vez, instruyen a miles de nuevos yoguis (practicantes de Yoga) y yoguinis, o mujeres yogui.

Todo apunta a que el fenómeno cultural del Yoga Alicante se perpetúe muchos años todavía, ya que en ningún lugar del mundo deja de crecer, por ello, y también hay que decirlo, el Yoga se ha convertido un gran negocio. Los comerciantes venden esterillas, ropa, revistas, libros, vídeos, viajes organizados, cremas, pócimas curativas, calzado, tentempiés de soja y un sinfín de accesorios considerados "de vital importancia" para su práctica.

Los puristas se refieren a este dinámico sector como el complejo industrial del Yoga. Cada vez más, los intereses económicos han ido imponiéndose a los valores tradicionales. Bikram Choudhury, fundador del Bikram Yoga (o Yoga a temperaturas elevadas), patentó su secuencia de posturas e hizo que sus abogados enviaran cientos de avisos amenazadores a pequeños centros, a los que acusaba de violar su propiedad. No es el único que ha actuado de esta manera. En Estados Unidos, algunos empresarios han tratado de aumentar la exclusividad de sus productos o servicios registrando miles de patentes, marcas y derechos de autor en este sentido. Es una lástima que esté ocurriendo esto, pero la mayoría sabe que el Yoga es mucho más.

Ven a nuestras clases grupales de Yoga en Alicante, donde combinamos asanas de Yoga con técnicas de PNL y dinámicas de crecimiento personal, y empieza a descubrir el potencial innato se esconde tras de ti.

Llámanos al 966 105 877 o envíanos un WhatsApp al 669 050 088, estaremos encantados de atenderte.

¡Te esperamos!

¡Quiero apuntarme a YOGA!